Mar. Abr 23rd, 2024

La votación, que fue apoyada por una abrumadora mayoría, marcó la vigésimo novena vez que la Asamblea vota para condenar el embargo de 60 años.

La Asamblea General de la ONU votó 184 a dos por 29ª vez a favor de una resolución anual que pide el fin del embargo estadounidense de casi 60 años contra Cuba.

Las sanciones de Estados Unidos contra Cuba se impusieron en 1960 después de que las propiedades de ciudadanos y empresas estadounidenses fueran nacionalizadas a raíz de la revolución liderada por Fidel Castro. Casi dos años después, el presidente de Estados Unidos, John F impuso un embargo.

La Asamblea de la ONU comenzó a votar sobre la resolución respaldada por Cuba en 1992 y votó a favor. resolución todos los años, excepto en 2020 cuando no hubo votación debido a la pandemia.

Solo Israel votó en contra de la resolución con Estados Unidos el miércoles. Otros tres aliados de Estados Unidos: Ucrania, Colombia y Brasil se abstuvieron. Brasil votó con Estados Unidos en 2019.

Cuba calificó el embargo como «una violación sistemática de los derechos del pueblo cubano».

“Este es un acto de genocidio … Al igual que el virus está asfixiando y acabando con el bloqueo, y tiene que detenerse. ¡Hogar o muerte! Ganaremos ”, dijo el canciller cubano Bruno Rodríguez Padilla a la Asamblea General.

Desde que se aprobó por primera vez en 1992 la resolución no vinculante e inaplicable, los estados miembros de la ONU la han aprobado con una abrumadora mayoría. La mayor cantidad de votos negativos que ha recibido fueron cuatro, incluidos los de Estados Unidos e Israel, que siempre ha votado al mismo ritmo que Estados Unidos.

Dificultades sin precedentes para los cubanos

Los estados miembros dijeron nuevamente que el bloqueo violó el derecho internacional y la Carta de la ONU.

En sus declaraciones, varias delegaciones pidieron compasión y solidaridad durante la pandemia de COVID-19, que ha creado una situación sin precedentes para los cubanos.

Esto constituye un acto de genocidio … Al igual que el virus está asfixiando y matando el bloqueo y tiene que detenerse.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Padilla

Muchos expresaron la esperanza de que Estados Unidos y Cuba puedan trabajar juntos para arreglar un acercamiento que comenzó bajo la administración de Obama pero fue desmantelado bajo el expresidente Donald Trump.

En 2016, Estados Unidos se abstuvo por primera vez en la votación anual de la ONU en medio de un acercamiento histórico con Cuba bajo el ex presidente Barack Obama. El ex presidente cubano Raúl Castro y el entonces presidente Obama restablecieron oficialmente los lazos en julio de 2016.

Pero las relaciones diplomáticas entre los dos países se deterioraron con la llegada de Trump a la Casa Blanca en enero de 2017 y aún no han cambiado bajo la presidencia de Joe Biden.

EE.UU. defiende sus políticas

Al oponerse a la resolución y mantener la postura de la administración Trump, Estados Unidos defendió el uso de sanciones como parte de un esfuerzo más amplio para promover la democracia en la isla, apoyar los derechos humanos y permitir que los cubanos ejerzan su ayuda en materia de libertades civiles.

«Los cubanos, como todos los seres humanos, merecen libertad de expresión, reunión y cultura», dijo Rodney Hunter, coordinador político de la misión de Estados Unidos ante las Naciones Unidas.

«Alentamos a este organismo a apoyar al pueblo cubano en su búsqueda por determinar su propio futuro», dijo en el encuentro.

El embargo no derrocó al régimen comunista de Cuba.

Solo una votación en el Congreso de Estados Unidos puede acabar con el embargo que, según La Habana, ha dañado la economía de la isla en miles de millones.

El embargo está afectando la capacidad de La Habana para acceder a la atención médica y dificultando la obtención de equipos para combatir la pandemia de COVID-19, dijo Padilla, y destacó los obstáculos que ha enfrentado la isla para comprar equipos de protección respiratoria durante el año pasado.

Cuba ya estaba lidiando con una severa recesión económica cuando la pandemia de coronavirus golpeó el año pasado, lo que obligó a la isla a cerrar sus fronteras al turismo, una importante fuente de ingresos.

.

por soy_moe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *