Lun. Abr 22nd, 2024

WASHINGTON – La administración Biden está ampliando el grupo de migrantes a los que se les permite ingresar a Estados Unidos para presentar solicitudes de asilo en un esfuerzo por poner fin a las restrictivas políticas de inmigración del presidente Donald J. Trump.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo el martes que a partir del miércoles consideraría a los migrantes cuyos casos fueron abandonados bajo un programa de la era Trump que les dio a los funcionarios fronterizos el poder de enviar a los solicitantes de asilo de regreso a México para esperar a que sus casos despejen el congestionado sistema de inmigración estadounidense. El cambio podría afectar a decenas de miles de personas.

El presidente Biden ya había terminado el programa oficialmente conocido como Protocolos de Protección al Migrante. Su gobierno comenzó este mes a aceptar migrantes inscritos en el programa con procedimientos de asilo pendientes.

En un comunicado, el ministerio dijo que la última medida era «parte de nuestros esfuerzos en curso para restaurar el procesamiento seguro, ordenado y humano en la frontera suroeste».

Si bien muchos activistas de inmigración y derechos humanos acogieron con beneplácito el desarrollo, hará poco para aliviar la presión sobre la administración de Biden para que rechace a cientos de miles de otros migrantes, muchos de los cuales también buscan asilo y tienen prohibido ingresar a los Estados Unidos por una regla de salud. introducido durante la pandemia de coronavirus.

Los demócratas y los activistas de derechos humanos han atacado durante mucho tiempo el programa Trump, que comenzó en 2019 para evitar que los inmigrantes crucen la frontera suroeste, a pesar de tener el derecho legal a buscar asilo en los Estados Unidos. Muchos de los solicitantes de asilo inscritos en el programa habían completado sus trámites porque no podían presentarse a sus juicios en Estados Unidos mientras enfrentaban situaciones peligrosas en México.

«Al mantener a los migrantes en México en condiciones peligrosas, la administración Trump se aseguró de que muchas personas no pudieran asistir a sus audiencias y que sus demandas fueran rechazadas», dijeron los parlamentarios Bennie Thompson de Mississippi y Nanette Barragán de California, ambos demócratas, en una reunión conjunta. declaración el martes. El Sr. Thompson es el presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes y la Sra. Barragán es la presidenta del Subcomité de Seguridad Fronteriza. «Dar a estas personas la oportunidad de calificar para el procesamiento es lo correcto».

El representante Michael Guest, republicano de Mississippi y miembro del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, dijo que la decisión se tomó apresuradamente y sin transparencia.

«El aparentemente impulsivo anuncio del departamento carecía de explicaciones, justificaciones u otros indicios de que la decisión solo se tomó después de un asesoramiento y asesoramiento cuidadosos, apropiados y legalmente requeridos», dijo Guest. escribió en una carta a Alejandro N. Mayorkas, Secretario de Seguridad Nacional.

El desarrollo podría afectar a más de 34,000 solicitantes de asilo en los Estados Unidos, según el Transactional Records Access Clearinghouse de la Universidad de Syracuse, que recopila datos de inmigración.

Judy Rabinovitz, abogada de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, dijo que el proceso no será rápido. Los solicitantes tendrían que registrarse y alguien tendría que decirles qué enviar para reabrir sus casos. Y no hay garantía de que un juez de inmigración otorgue una solicitud de reapertura, y mucho menos otorgue asilo.

En otra ruptura importante con la administración Trump, el Departamento de Justicia anuló un fallo de inmigración de la era Trump la semana pasada que había hecho casi imposible que las personas buscaran asilo en los Estados Unidos por temores creíbles de violencia doméstica o violencia de pandillas. La decisión podría afectar a cientos de miles de centroamericanos que huyen de la extorsión y el reclutamiento de pandillas, y a mujeres que han huido de la violencia doméstica en Estados Unidos desde 2013.

por soy_moe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *