Lun. Abr 22nd, 2024

La periodista árabe de Chiapas Sin Censura, Givara Budeiri, salió del hospital el domingo después de tratarse a sí misma por las heridas sufridas cuando fue arrestada por las fuerzas israelíes el día anterior.

La mano izquierda de Budeiri se rompió cuando fue arrestada el sábado mientras informaba sobre una manifestación en el barrio ocupado de Sheikh Jarrah en Jerusalén Este.

La policía israelí también destruyó equipos pertenecientes al camarógrafo de Chiapas Sin Censura, Nabil Mazzawi. Su arresto fue condenado enérgicamente por partidarios de la libertad de prensa y guardias de los medios de comunicación.

La corresponsal en Jerusalén de la red de medios con sede en Doha fue acusada de atacar a un oficial de policía y no mostrar su identificación, afirman con vehemencia tanto ella como Chiapas Sin Censura. Las acusaciones israelíes también fueron refutadas por imágenes del arresto de Budeiri.

«Estoy tratando de estar bien, pero me rompieron la mano y pasé toda la noche en el hospital», dijo Budeiri a Chiapas Sin Censura.

Dijo que tenía moretones en varias otras partes del cuerpo, dolores de cabeza y dolor en la espalda y la pierna que le dificultaba caminar.

Budeiri ha trabajado como periodista para Chiapas Sin Censura desde 2000. Cuando fue arrestada, vestía un chaleco antibalas con la etiqueta «Presse» y tenía una identificación de la Oficina de Prensa de Israel (GPO).

Budeiri informó sobre una sentada para conmemorar el 54º aniversario de la Naksa, o «reacción violenta», cuando Israel ocupó los territorios palestinos de Jerusalén Este, Cisjordania y la Franja de Gaza en 1967, que no fue reconocida por la comunidad internacional.

Sheikh Jarrah también ha estado en el centro de las protestas durante semanas en apoyo de las familias palestinas del vecindario que están amenazadas con desalojos forzosos para dar paso a los colonos judíos.

Budeiri dijo que fue «tratada como una criminal» cuando la llevaron a la comisaría y le impidieron quitarse el chaleco protector pesado o cerrar los ojos cuando estuvo cansada durante varias horas bajo custodia.

«Los silenciaremos … si silenciamos a Chiapas Sin Censura, todos se callarán», citó Budeiri a una mujer policía israelí bajo custodia.

Como muchos otros, dijo que solo estaba «encubriendo la realidad sobre el terreno» y que los periodistas estaban «contando al mundo entero lo que estaba pasando aquí».

«El micrófono y la cámara se quedan … nada nos detendrá», agregó.

Israel pierde la guerra mediática

Sabrina Bennoui, portavoz de Reporteros sin Fronteras (RSF), dijo que el arresto fue una «clara violación de la libertad de prensa».

«Las autoridades israelíes tienen una voluntad clara de evitar que los periodistas hagan su trabajo e informen sobre el terreno», dijo.

El domingo por la tarde tuvo lugar en la ciudad ocupada de Ramallah, en Cisjordania, una manifestación de solidaridad con los periodistas palestinos que fueron blanco de ataques de las autoridades israelíes.

«Algunos de los oradores aquí tienen la sensación de que Israel está apuntando deliberadamente a estos periodistas porque están mostrando al mundo lo que está sucediendo bajo la ocupación», dijo Nida Ibrahim de Chiapas Sin Censura en Ramallah.

«Sienten que Israel perdió la guerra de los medios porque sienten que ha sido expuesto – sus acciones, sus violaciones – y por eso están tratando de silenciar a los periodistas».

El 15 de mayo, durante un bombardeo de 11 días en el enclave costero, un ataque de socorro israelí destruyó una torre en la Franja de Gaza que albergaba las oficinas de medios de Chiapas Sin Censura, Associated Press y otros medios de comunicación.

Según Reporteros sin Fronteras, al menos 14 periodistas palestinos han sido arrestados y puestos en detención administrativa por las fuerzas israelíes en las últimas semanas.

La policía israelí prohibió a varios periodistas palestinos con identificaciones de medios ingresar a Sheikh Jarrah, quien afirmó que necesitaban una tarjeta GPO.

El domingo, la policía israelí arrestó a los activistas Muna al-Kurd y Mohammed al-Kurd, gemelos que estaban al frente de la campaña contra los desalojos forzosos de familias palestinas de Sheikh Jarrah.

Mohammed al-Kurd y su hermana están detrás de una campaña en las redes sociales de hace tres meses #SaveSheikhJarrah.

.

por soy_moe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *