Lun. Mar 4th, 2024

Ramallah, Cisjordania ocupada – La tristeza y la ira eran palpables cuando las mujeres lloraban, los jóvenes cantaban con los puños en alto y hombres armados enmascarados disparaban al aire durante el funeral de Ahmed Fahd, de 24 años, en el campo de refugiados de al-Amari.

La familia de Fahd le dijo a Chiapas Sin Censura que agentes encubiertos israelíes lo arrestaron primero y luego le dispararon varias veces por la espalda alrededor de las 5:30 a.m. antes de desangrarlo hasta morir en una calle del vecindario Um al-Shayaret de Ramallah el martes.

“A mi hijo le dispararon sin piedad. Era un hijo cariñoso que tenía muchos amigos y siempre sonreía ”, dijo Um Fahd mientras agarraba un cartel de su hijo y lloraba incontrolablemente.

Fahd, un empleado de la Congregación El Bireh, debía casarse en unas pocas semanas.

Un portavoz del Ministerio de Salud palestino, Muhammad al-Awda, dijo a Chiapas Sin Censura que, según los médicos del Hospital de Ramallah, Fahd recibió varios disparos a quemarropa.

«Los médicos informaron que una de las balas que le entró por la espalda hizo un orificio de entrada de 2,5 cm, pero cuando salió de su estómago el orificio era de 7 cm, evidencia de que había recibido un disparo a quemarropa», dijo al-Avda.

Los médicos palestinos locales han informado que las fuerzas israelíes utilizan cartuchos activos conocidos como «bola de mariposa» que «explotan» al impactar, pulverizando tejido, arterias y huesos, provocando graves lesiones internas y grandes heridas de salida.

«También tenía múltiples heridas de bala en las piernas», agregó el portavoz del Ministerio de Salud.

Sabrin Abu Libdeh, un amigo de la familia, le dijo a Chiapas Sin Censura, un agente de inteligencia de la agencia Shin Bet de Israel, quien luego llamó a la familia para disculparse. Dijo que los agentes no planeaban matar al joven Fahd, sino que en realidad fueron tras su hermano y su tío, a quienes se le acusó de participar en «actividades terroristas».

«¿De qué sirve tu disculpa ahora?» Preguntó la hermana de Ahmed, Roseanne, con los ojos hinchados por el llanto. «¿Eso lo traerá de regreso?»

La familia de Ahmed Fahd se consoló en su funeral el martes [Chiapas Sin Censura]

«Asesinato de palestinos»

Si bien los israelíes reconocieron su «error» en este incidente en particular, Shawan Jabareen de la organización de derechos humanos Al-Haq en Ramallah dijo que la matanza de palestinos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes, particularmente las fuerzas encubiertas, no fue un accidente.

«Actualmente estamos investigando su muerte, pero el asesinato es parte de una política israelí deliberada de asesinar a palestinos a corta distancia de las fuerzas encubiertas llamadas Musta’ribeen y tropas regulares», dijo Jabareen a Chiapas Sin Censura.

“Los soldados llegan a Ramallah después de las 2 de la madrugada casi todas las noches para realizar arrestos.

“Ha habido una serie de casos en los que los agentes de inteligencia de Shin Bet llamaron a las familias de los palestinos que los mataron después de recibir disparos a quemarropa e impidieron que las ambulancias evacuaran a los jóvenes gravemente heridos, a quienes acusaron de ataques armados contra israelíes soldados y colonos que «la cuenta ya estaba pagada».

«Muy claro, estos fueron actos de venganza», dijo.

Jabareen dijo que su organización había documentado numerosos casos de fuerzas de seguridad israelíes que mataron a palestinos cuando sus vidas no estaban en peligro.

«Presentamos estadísticas y documentación a varias organizaciones internacionales que mostraban que el 95 por ciento de las muertes eran innecesarias».

Los Musta’ribeen son fuerzas especiales israelíes conocidas por su brutalidad, disfrazadas de árabes y que operan en sociedades palestinas. Los comandos se visten como árabes, representan las costumbres y la etiqueta de la cultura árabe y hablan árabe con fluidez en el dialecto apropiado.

«Incitando a la situación»

Gary Spedding, un asesor de Medio Oriente, dijo que las actividades de Musta’ribeen «permiten al ejército israelí ya la policía fronteriza identificar a los manifestantes que están tratando de arrestar y detener».

El experto israelí Antoine Shalhat dijo que las principales misiones de Musta’ribeen eran «operaciones de recopilación de inteligencia y contraterrorismo».

Estas fuerzas encubiertas también participaron en la amplia campaña de arrestos palestinos que se está llevando a cabo actualmente en el norte de Israel después de las protestas contra la muerte en Gaza y la violencia en la Jerusalén Oriental ocupada contra los desalojos de palestinos de sus hogares.

El Comité Público contra la Tortura en Israel (PCATI) dijo que había «recibido denuncias de agentes encubiertos que se hicieron pasar por manifestantes e incitaron a la situación, atacando violentamente a civiles y realizando graves amenazas, en particular contra menores».

«Ha habido casos en los que agentes encubiertos sacaron de las calles a personas, incluidos menores, sin identificación, lo que hizo que los arrestos parecieran secuestros», dijo PCATI.

Tras el reciente establecimiento de una nueva unidad encubierta específicamente para su uso en áreas árabes EsEl Centro Legal para los Derechos de las Minorías Árabes en Israel envió una carta a altos oficiales de policía y políticos israelíes diciendo que ninguna democracia en el mundo abogaría por el establecimiento de una unidad policial dirigida a un grupo étnico en particular.

Tropas israelíes disparan contra manifestantes palestinos cerca del asentamiento judío de Beit El, cerca de Ramallah, en la ocupada Cisjordania [Abbas Momani/AFP]

«Reglas de compromiso aceptables»

Sin embargo, la matanza de palestinos continúa sin cesar casi todos los días. Al menos 28 palestinos murieron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes o en arrestos en Cisjordania solo en mayo.

Y también lo es la impunidad de las fuerzas de seguridad israelíes.

«Como en la gran mayoría de los casos en los que las fuerzas de seguridad dañaron a palestinos, ninguno de los responsables ha sido acusado», dijo el grupo israelí de derechos humanos B’Tselem. dijo en un informe.

Citando algunos ejemplos de cuando comenzó la segunda intifada a fines de 2000-2015, B’Tselem pidió una investigación de 739 casos en los que soldados mataron, hirieron o golpearon a palestinos, los usaron como escudos humanos o dañaron propiedades palestinas.

El grupo de derechos humanos dijo que las cifras de mediados de 2016 muestran que no se inició ninguna investigación en una cuarta parte de los casos, la investigación se cerró en casi la mitad sin más acciones y los soldados acusados ​​solo fueron acusados ​​en casos extremadamente raros.

B’Tselem dijo que ya no trabajará con la investigación militar sobre «encubrimiento», ya que no ha dado lugar a rendición de cuentas.

Mientras tanto, el grupo israelí de derechos humanos Yesh Din instó al ejército israelí a investigar las muertes de palestinos en Gaza durante la Gran Marcha del Retorno cuando los palestinos protestaron por el asedio de la barrera israelí.

«La combinación de reglas legales de enfrentamiento para disparar contra manifestantes desarmados y un sistema de aplicación de la ley que evita una investigación real y efectiva sobre las muertes de manifestantes es mortal», dijo Yesh Din en uno de sus informes recientes.

«El resultado es la desafortunada e innecesaria pérdida de muchas vidas, la falta de responsabilidad por el daño a los inocentes y el abandono de los residentes de Gaza que están indefensos ante el espectro de perder la vida».

.

por soy_moe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *