Luego de casi un año de estar encerrada, la fuente mudejar o La Pila de Chiapa de Corzo, fue habilitada para disfrute del turismo que visita la colonial ciudad.

Construida en el año de 1562 por Fray Rodrigo de León, asimilando la imagen de la corona española.

Cuenta la leyenda que luego de la epopeya de los Chiapa de arrojarse en el Cañón del Sumidero antes de caer en manos de los españoles, los nativos del lugar se dispersaron en los cerros por la zona y solo bajaban a la población por las noches.

Los frailes que acompañaban a los conquistadores, entre ellos Fray Rodrigo de León, decidieron construir una fuente que proveyera de agua al lugar y pudiera hacer que los indígenas regresaran a su lugar de origen.

Está fuente tendría la forma de la corona española como un homenaje al imperio.

Por lo que se logró edificarla con estilo barroco y mudéjar, haciéndola única en el mundo.

Es con el sismo ocurrido el 7 de septiembre de 2017, que tuvo que ser aislada a la población por las afectaciones que había sufrido, sin embargo luego de haberse restaurado continuaba sin ser permitido el acceso a propios y extraños.

Es hasta este día que fue reabierta para disfrute del turismo nacional e internacional, luego de la constante presión de la población chiapacorceños a través de las redes sociales.