Una avioneta con matrícula N113FT, en la que viajaban Diego Hernández, de 25 años y Erick Gil Hernández, de 34 años, originarios de Ciudad Hidalgo, Chiapas, se desplomó hoy a inmediaciones de Génova Costa Cuca, Quetzaltenango, Guatemala, según reportes preliminares.

Las autoridades de aeronáutica civil de Guatemala han iniciado las investigaciones para determinar las causas que originaron el accidente y la ruta de sobrevuelo de la nave, de acuerdo con Rony Velez, Mayor de los Bomberos Voluntarios de Guatemala.

Los cadáveres de los mexicanos fueron sacados de entre los fierros retorcidos de la avioneta que cayó en la Finca Hacienda Santa Rosa Coronado, Génova, Quetzaltenango.
Las autoridades investigan este accidente áéreo, el tercero en lo que va de mayo, dijo en declaraciones desde Guatemala al diario YA! .

(Texto: José Luis Castillejos y Fotos: Stereo 100 de Quetzaltenango)