El México que merecemos, mi visión para transformar nuestro país con orden y con rumbo, libro que escribió, pero cuyo título olvidó el candidato Meade, llega tarde a la escena electoral.

Y da cuenta de que el relanzamiento de su campaña no termina de concretarse.

En los once ejes temáticos que lo conforman se abordan temas como combate a la pobreza, educación de excelencia, desarrollo sostenible, seguridad, justicia y combate a la corrupción.

Cualquiera que sea su contenido, resulta poco atractivo en medio de una contienda, con una población con escasa cultura de la lectura. Y con una campaña en donde se han privilegiado los señalamientos críticos sobre las propuestas.

A 36 días de la elección presidencial, sin duda su contenido tendrá poca o casi nula difusión entre el grueso del electorado.

El libro debió acompañar desde el primer día, el desarrollo de la campaña presidencial del candidato Meade, pero no fue así y estas alturas del partido resulta casi imposible enmendar la plana.

La alharaca que se puede hacer sobre su contenido, carecerá de un impacto contundente.

Sería interesante saber, con el paso de las semanas que restan de la contienda electoral cuántos ejemplares logró vender la casa editorial.