Bella Vista, Chiapas.- La candidata del PRI a la presidencia municipal de Bella Vista, fue criticada por sus recientes declaraciones durante su campaña, en la que aseguró que es una “enviada De Dios”.

Durante un mitin en la cabecera municipal, Yulena Muñoz, reunió a mujeres beneficiarias del programa Prospera, a quienes les dijo que sería importante que el Partido Revolucionario Institucional siguiera en el poder, para que los apoyos gubernamentales no se acabaran.

Tras mencionar esto, dijo “soy una enviada de Dios a Bella Vista” usando además como ejemplo algunos textos bíblicos.

Estas declaraciones hicieron eco en redes sociales, y muchos usuarios comenzaron a viralizarlo, puesto que su esposo Robert Escobar Marroquín fue acusado del desvío de más de 40 millones de pesos cuando fue presidente municipal en la administración 2015 – 2015

Yulena Muñoz fue impuesto por su esposo, quien actualmente cuenta con una investigación por peculado, ejercicio ilegal del servicio público y asociación delictuosa.

Según funcionarios de la Fiscalía de Distrito, el ex edil tiene cuentas pendientes ante el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado (OFSCE), al no haber cumplido con la cuenta pública durante su administración del 2012 al 2015.

Es por ello que actualmente busca imponer a su esposa como candidata, pero será Robert Escobar quien gobierne para evitar terminar en la cárcel.