Con una arena que estaba de bote en bote y con simpatizantes locos de la emoción, Ricardo Anaya sostuvo un mitin con función de lucha libre en el Centro de Convenciones y Exposiciones de la isla San Marcos, Aguascalientes. Ahí prometió hacerle la quebradora democrática a su rival Andrés Manuel López Obrador.

“Le vamos a aplicar la quebradora democrática el primero de julio. Le vamos a ganar de manera contundente (…) vamos a estar del lado de los técnicos siempre. Vamos a ganar la elección de manera limpia y contundente”.

Anaya dijo que la lucha libre es una tradición que gusta mucho a los mexicanos y que debe conservarse e impulsarse. Y explicó que los gastos reportados durante su campaña se presentan al INE cumpliendo a la autoridad de manera clara y acreditable.

La parafernalia de campaña fue protagonista en Aguascalientes. Una botarga de Chicken Little, un pollo animado de quien dicen Anaya es casi un clon, desfiló por los pasillos del Centro de Convenciones mientas se llevaba a cabo una función de lucha libre y música de la Sonora Dinamita amenizaba el mitin.

Anaya respondió al llamado del secretario de Gobernación a no provocar encono y polarización en este proceso electoral.

“Yo he hecho un llamado reiterado a que evitemos cualquier manifestación de violencia. Por supuesto que las campañas son una oportunidad para contrastar propuestas y contrastar puntos de vista pero siempre debe ocurrir en un ambiente pacífico”, expresó.

Rechazó nuevamente que vaya a solicitar protección del gobierno para lo que resta de la campaña.

“El que nada debe nada teme. Yo no tengo equipos de seguridad. Recorro el país con absoluta tranquilidad convencido de que debemos estar muy cerca de la gente y yo no pido seguridad para mí, pido seguridad para los ciudadanos para que el primero de julio toda la gente pueda salir a votar en absoluta libertad“.