Andrés Manuel López Obrador, advirtió a gobernadores, alcaldes y diputados electos que no permitirá actos de corrupción, y les pidió apegarse al plan de austeridad, aunque Rutilio Escandón Cadenas, gobernador electo de Chiapas, fue uno de los funcionarios que arribó a la reunión en una lujosa camioneta.

De acuerdo con información de la revista Proceso, los funcionarios de la coalición Juntos Haremos Historia se dieron cita en el salón de fiestas D’Lux, ubicado en la colonia Roma, para escuchar el mensaje del tabasqueño.

El virtual presidente de México les pidió a todos hacer un gobierno con honestidad y humildad, aunque muchos de los asistentes a la reunión arribaron en autos lujosos.

Uno de ellos fue el gobernador electo de Chiapas, Rutilio Escandón, quien llegó en una camioneta blanca GMC, valuado en un millón 249 mil pesos, mientras que López Obrador arribó en su automóvil Jetta Clásico blanco, y Claudia Sheinbaum lo hizo en un Aveo gris; los vehículos de los dos funcionarios antes señalados, con un precio no superior a los 110 mil pesos.

Las reacciones de los usuarios de redes sociales no se hicieron esperar, pues mientras algunos lo defendían, muchos los criticaron por su pasado historial, pues era el funcionario mejor pagado del estado, ganando un sueldo superior a los 400 mil pesos.