Tuxtla Gutiérrez.- Tras el conteo de voto por voto y casilla por casilla, el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), confirmó el triunfo del contador Ervin Pérez Alfaro, como presidente municipal electo, por lo que en las próximas horas recibirá su constancia de mayoría relativa.

Con ello, se acabó la década de poder que tenía Manuel Pulido, y cuyos puestos heredaba a sus familiares; esta vez  a su esposa Montserrat Palomino los resultados electorales no le favorecieron.

Y es que a pesar de las distintas anomalías que se presentaron durante este proceso en La Trinitaria, donde el Partido Verde se negaba a dejar el poder, hace unos momentos finalizó el conteo que por varias horas se había suspendido por la tensión política que se vivía en el municipio; la ventaja fue por más de 3 mil votos a favor del candidato priista.

Con el triunfo de Pérez Alfaro, no solo se da por terminada una década de corrupción e impunidad de la que gozó la familia Pulido, sino que tanto como Manuel y Julio serán investigados por los desfalcos millonarios que le hicieron a los trinitarenses. Más de 163 millones de pesos que no pudieron comprobar y que misteriosamente desaparecieron de las árcas municipales.

El triunfo del contador Ervin fue por dos factores principales: el hartazgo de la gente hacia el Partido Verde y la familia Pulido, así como el voto pensado de los ciudadanos de la cabecera municipal y de las comunidades, quienes por varios años fueron engañados.

Adios al Partido Verde en La Trinitaria; ahora le toca a Ervin Pérez Alfaro cumplirle a su pueblo.